¡Qué no maten a la gente!

Día a día clamamos porque respeten la vida. Nos sorprende a diario la noticia criminal en todas sus facetas, venganzas, retaliaciones, asalto a mano armada, acciones guerrilleras, violencia intrafamiliar etc. pareciera que el Código Penal, no ejerciera ninguna influecia y que su car´cter represivo no intimidara. El criminal no teme a la justicia y obra por su cuenta y riesgo creando el caos y haciendo que cresca el esiral de la muerte. El código que rige en nuestro país, es el de la venganza de sangre y se aplica indiscriminadamente, en una justicia privada que causa pánico entre las gentes de bien que solo ven el Estado su protector, es por esto que la seguridad democrática debe llegar a las zonas urbanas, especialmente a las grandes ciudades, donde por las llamadas fronteras invisibles se reducen nuestros espacios y poco a poco vamos quedando confinados al barrio en que vivimos, es cruel destino el que nos espera si la autoridad no obra pronto. ¡Que respenten la vida, qué no maten a la gente!

con referencia a:

"El país no puede seguir operando como si fuera La Vorágine y a nadie le importara el poco respeto que aquí se le tiene a la vida, y en general a las reglas del mundo civilizado."
- Las víctimas no son los culpables - El Colombiano (ver en Google Sidewiki)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vida y obra del profesor Luis López de Mesa

EL ferrocarril de Amagá

Recordando nuestra historia del Suroeste