La pausa de Juan Camilo Restrepo

Hace una pausa el Doctor Juan Camilo Restrepo como columnista semanal en el periódico El Colombiano, al ser designado como Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural en el nuevo gobierno de Santos. Sus temas fueron de controversia en muchos casos con las políticas del presidente Uribe. Por formación académica y por convicción política, no podía estar el Doctor Restrepo en el unanimismo en el que han caido muchos comentaristas políticos. La suya fue una oposición constructiva, asi esta no haya sido el agrado del actual gobierno y por eso dicen que ha causado malestar en las altas esferas su designación ministerial. Dice en su columna el Doctor Juan Camilo, que como columnista se establece un maravilloso díalogo invisible entre el escritor y el lector, en lo que lo importante es el repeto mutuo, vale esta afirmación en los tiempos que corren, donde los comentarios que se hacen a los comentaristas de opinión en muchas ocasiones son desobligantes, groseros y muchas veces amenazantes. En las páginas Web de los periódicos y de emisoras de radio y televisón, dan por recibido cualquier clase de comentario, a pesar que en los medios dicen que existen reglas de moderación sobre los mismos, estas reglas no se cumplen o no hacen cumplir por el simple hecho que estos no tienen quien haga el oficio, bastaría que se concediera este derecho no a la dirección o al jefe de redacción, sino al mismo autor del texto el control de los comentarios. Creo que uno no puede dejar a merced de otro que resuelva si publica o no los improperios que reciba quien es ofendido.

con referencia a:

"En el maravilloso diálogo invisible que se establece entre el escritor y el lector lo importante es el respeto mutuo: no la pretensión inútil de alcanzar aquiescencias o unanimismos. Siento que las condiciones de ese diálogo se cumplieron a cabalidad."
- Una pausa - El Colombiano (ver en Google Sidewiki)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vida y obra del profesor Luis López de Mesa

EL ferrocarril de Amagá

Recordando nuestra historia del Suroeste